Five boys, one dream, one direction. <3

miércoles, 29 de mayo de 2013

1D experiencia (chapucera).

Todo el mundo, o casi todo, ha hecho de “1D experiencia” y pues supongo que yo también quería incluirme. Esto empieza el mismo día del concierto, el día 24 de mayo. Llegué con mi amiga a Madrid y en cuanto pisé Madrid ya quedé con otra chica a la que conocí gracias a mis chicos y por primera vez nos íbamos a ver. Pasamos un rato juntas y nos dimos varios regalos. Mi amiga y yo nos fuimos para el hostal y nos perdimos un rato llegando pero al final llegamos y dejamos las cosas. Cogí lo básico puesto que ya no volveríamos al hostal hasta después del concierto. Teníamos que andar unas dos o tres calles para llegar al palacio vistalegre y yo como siempre me pierdo con facilidad pero Almu nos guió rápidamente, eran sobre las 1 y pico de la tarde, en ese momento fui a cruzar un paso de cebra cuando ella me dijo “si, eso, tu cruza ahora que va a pasar ese autobús a ver si te atropella” en plan ironía, yo me eché hacia atrás y el autobús me pasó por enfrente pero se paró porque justo se puso en rojo el semáforo. Estuvimos criticando lo feísimo que era el bus, puesto que era verdad, naranja y horriblemente feo. Yo no dejaba de reírme pero la risa cambió a sorpresa cuando ese mismo autobús se metió en el parking privado del vistalegre y resultaba que eran ellos llegando. Yo corri y Almu siguió andando así que cuando llegamos había muchísimas más chicas, vimos a Josh Devine kdjfkfsef. Almu es claustrofóbica así que por su bien nos salimos de esa multitud sabiendo que nos íbamos a perder bajar a los chicos pero nos daba igual íbamos a verlos a la noche en el concierto cosa que muchas chicas no tendrían oportunidad y nos teníamos que sentir agradecidas. Después de una inmeeeeeeensa y de tener la suerte de que una chica que acabábamos de conocer nos metiera con ella llegamos a nuestros sitios, conseguimos sentarnos juntas a pesar de tener asientos separados, pues el que estaba junto a su asiento estaba vacío, no vino nadie. No dejaban de trolear con anuncio de claries anuncio de 1D anuncio de rímel London anuncio de 1D. Yo empecé a gritar y dar saltos cuando vi el vídeo de 5SOS en las pantallas y ahí se me activó el modo loco. Estaba deseando que mis chicos salieran al fin. Cuando todo se apagó y ese estúpido fondo se activó las 5 compuertas empezaron a levantarse, me latió el corazón muy fuerte y mi amiga y yo nos agarramos las manos, creo que ambas necesitábamos un apretón para comprobar que por fin era cierto y que no nos separaba una pantalla. Busqué los pies de Liam, para toda la que me conozca y sea directioner sabe que mi favorito ha sido y será siempre Liam, siempre. Pues eso, encontré sus pierdas y el tiempo que tardo en abrirse del todo la compuerta a mi me pareció una eternidad más grade aún que los 200 días de espera para el concierto. Empezó a sonar Up all night y yo seguía sin poder quitar mis ojos de Liam, es que me era imposible, le debo demasiado a esa chico. Sobre el segundo estribillo de la canción me di una bofetada mental y me dije “ya, disfruta de todos” entonces vi en la pantalla grande a Harry y morí en el acto, luego busqué a Louis y a Nialler y a Zayn. Cada sensación era mejor que la anterior, estaban ahí, todos, al fin. Simplemente no lo podía creer. No lloré en ningún momento, no podía hacerlo, no sé porque. Las únicas lágrimas fueron por culpa del maldito Louis y su perfecto solo en Over again, no pude ni respirar. Todo el concierto se me pasó rapidísimo aunque disfrute todas y cada una de las canciones como si fuera la última. Sin quererlo, llegó el final, what makes you beautiful, sabía que se irían justo después y que eso me mataría por eso aproveché y lo que hice fue fijarme por unos cuantos segundos en ellos individualmente. Primero miré a Zayn, y ya mi estómago empezó a dar vueltas sentí tanta tristeza porque fuera el final, después miré a Niall y también en la pantalla grande, su sonrisa había sido preciosa esa noche má que nunca en la vida, busqué a Louis y me enternecí, me parece tan dulce ese chico que me enternece con nada creo que por eso él fue el único que me hizo llorar, después localicé a Harry y por último, a Liam. No quería que se fueran. Me quedé mirando a Liam y cuando este se tiró por la trampilla supe que toda había acabado a pesar de que alguno de los chicos estaba aún en el escenario. Salí de allí templando, emocionada, triste, feliz a la vez, tenía un revuelo de sensaciones. Cuando bajé las escaleras se me ocurrió mirar hacia las ventanas de arriba y vi pasar varias sombrar, creí que lo estaba flipando o que me estaba volviendo loca pero es que vi a Liam de nuevo, lo vi. Le dije a mi aiga “tia, Liam en la ventana” y ella me dijo “ya, y el de la otra era Harry” y fangirleamos un rato más, hahahahah.
Esa noche me fui a dormir sin dejar de pensar en ellos. Por la tarde del sábado fuimos a la 1D world, estaba petada de gente y una vez  más a mi amiga se le ocurrió una cosa distinta y dijo “vámonos a descansar un rato y a la salida del concierto de hoy vamos a ver si los vemos”, eso hicimos pero una chica que conocimos en el metro nos sugirió que nos pasáramos por las verjas cuando la telonera estuviera cantando o un rato antes y eso hicimos. Llegamos allí y volvimos a ver a Josh, yo lo flipaba, es que vi a Josh como 7 u 8 veces en total. Me quede mirando y una parte de mi decía, “vete, no van a salir” pero otra parte sabía que volvería a ver a Liam si me quedaba, no me toméis a mal, no soy directionator ni nada, los adoro a los 5 pero dios, Liam es mi puta debilidad. Los ojos se me empañaron y volví a mirar hacia las verjas. Empezaron a gritas todas y cogí aire, por si acaso y así fue, Liam pasó con una camiseta gris, estaba precioso, PRECIOSO, nos sonrió y nos saludó y a pesar de que allí había como 200 personas (aunque no sé si exagero) yo solo podía verle a él, solo a él. Nialler pasó junto a él y me di cuenta tarde, no lo pude ver demasiado aunque también le vi. Faltaban aún 3 y sabíamos que tenían que pasar. “Louis a pasado con Liam y Niall” me dijo mi amiga, “no, Louis no ha pasado tia”, dije yo, “¿ah no?, creía que sí… mira, Louis” dijo esta vez, creí que estaba vacilándome pero os gritos aumentaron y un tierno Louis pasó colocándose bien el pelo con camiseta blanca y roja y subido en un monopatín, me explotaron los ovarios, sí, así de simple, fue brutal sjkdfsrifhwbgrk. Creí que ya nada iba a superar eso pero una vez más, subestimé a mis chicos y el adorble Harry Styles decidió pasar con un gorro y mandándonos besos, yo creí que ya de ahí directamente me iba a la tumba, eran demasiadas perfecciones de una sola vez.  Solo quedaba Zayn, tenía que salir Zayn sí o sí, nos pusimos a gritar su nombre y por lo que me dijeron (que yo no le vi bien) estaba Perrie. Y en ese momento Zayn salió del sitio donde se habían metido los demás, iba con una chaqueta vaquera y no voy a mentir últimamente lo veo más delgadito y no me hace ninguna gracias estaba mucho mejor antes para mi gusto pero el caso es que estaba frente a uno de mis ídolos y la emoción también pudo conmigo. Se quedó bastante rato delante nuestra pero no nos miró ni nos saludó, solo se quedó con ella, al principio me pareció una desfachatez, yo había esperado por él y que menos que un saludo o algo pero luego me dije que si era verdad que era Perrie, y si yo fuera Perrie, me gustaría que mi chico me prestara atención si vengo a verle a uno de sus conciertos, así que no sé, se me pasó todo. Después volví a ver a Harry varias veces porque salía y entraba jugando al balón y vi a Zayn hacerse unas fotos con unas chicas.

Ala salida del concierto fuimos a verles salir pero iban escopetados y no distinguí quien era quien. Pienso que podían haber salido un ratito, no sé a firmar, a hacerse fotos o simplemente a decir “gracias por estar aquí”, es cierto que tenían justo al día siguiente concierto en Portugal pero no sé, hubiera sido feliz con un simple saludo. El caso es que no me quiero quedar las cosas malas, porque tampoco soy quien para juzgar el que no salieran a saludar ya que ellos ni pueden controlar sus propias vidas a veces y para que mentirme a mí misma, una parte de mí me dice que les volveré a ver. Idk, hahahaha.


Att: Susa :) 

jueves, 4 de abril de 2013

¿ALGUNA FAN DE 5SOS POR AQUÍ?

Hi, soy una de las chicas. Visto lo visto nos es imposible ya encontrar inspiración juntas para los one shots que dijimos que haríamos y solo pusimos dos. También nos es difícil quedar tan continuo ya que nos separan las clases y los estudios. Así que yo me he decidido por mi cuenta para hacer una fanfic del grupo australiano 5SOS, (5 seconds of summer). Si a alguna os gusta tenéis aquí la dirección www.4waystolove.blogspot.com por si os queréis pasar. Muchos besos.

PD: No, no he abandonado a los chicos por ellos, solo he descubierto nuevos gustos :)





jueves, 21 de marzo de 2013

One shot con el que se nos ha ido la pinza.


(No tienen nada que ver con la fic, que sabemos que hace mil años que no subimos, es lo que tienen las ataduras de segundo de bachillerato)


Era el día, era el día, era el día… no podía dejar de dar vueltas por mi cuarto, de vez en cuando alzaba la vista a cualquier pared y veía sus caras, joder, necesitábamos esa oportunidad, más que eso, la merecíamos.

Evee se sentó en mi cama y dejó su móvil sobre mi escritorio, puso mi enorme cojín con forma de sol en una esquina y se recostó mirando al techo. Yo la imité, dejé mi móvil junto al suyo, pero no podía sentarme. Me iba a quedar sin uñas, tenía que sonar uno de los dos teléfonos, teníamos que escuchar una voz que nos dijera “has ganado un meet and greet doble para ver a los chicos de one direction”, aunque luego llorara y no pudiera ni hablar, pero era lo que más queríamos.

Ambas nos tranquilizábamos, con la radio floja, pero aún así escuchándola, dejamos que el tiempo pasara. De pronto una canción extraña sonó en unos de los móviles, era tan rara que me empecé a reír, cuando caí en que estaba sonando el móvil de Evee, la tiré de la cama para que fuera a él. Extrañada pero rápida cogió su móvil y contesto.

-Digamelo -soltó sin pensar.

Mi corazón se paró por un momento, el silencio reinó la estancia, nada captaban mis oído. Sólo conseguía ver a Evee dándose la vuelta para darme la espalda. Lentamente unas cálidas lágrimas comenzaron a tomar mis ojos, cayendo descontrolada mientras Evee, reía nerviosa y aceptaba lo que le que estuvieran diciendo. Intenté relajarme sentándome en la cama, cubrí mi boca para no gritar de ilusión, me costó vario minutos, pero entonces Evee se dio la vuelta, colgando el teléfono, dejándolo al lado del mío. Se sentó a mi lado.

-Dime que no es cierto. Por favor, Bella, dime que me acaban de llamar, que no hemos ganado, que es un sueño cruel, que juega con nuestros sentimientos.
-Evee -dije en flojo, al momento entendí que estaba en estado de shock.

Salté de mi cama y chillé lo más fuerte que pudieron mis pulmones humanos, entonces ella comenzó a sonreír y se levantó para saltar de alegría y llorar junto a mí.
(Narra Evee)

-¡SIIIIIIIIIIIIII!- de los pulmones de Bella salió el grito más profundo que había oído en mi vida. No dejé de llorar y llorar, a mi me parecían eternidades pero en realidad solo pasaron minutos y ese cacharro volvió a sonar antes de que pudiéramos si quiera abrazarnos.
-Diga- dijo mi voz completamente rota.
-¿Evee?- pregunto el reportero al otro lado del teléfono.
-Sí- volví a llorar.
-¿Eres una verdadera directioner?
-Dios, sí, claro que sí. ¡SÍ, SÍ!

El hombre rio y me torturó unos cuantos segundos más, logré poner el altavoz y escuchamos ese tan deseado, “has ganado un meet and great doble para ti y una amiga, conoceréis a los chicos de one direction”. Volví a llorar, chillé, Bella estaba igual, quizá peor, ambas emocionadas y a la vez asustadas por si alguien venía y nos pellizcaba para despertarnos del sueño.

-¿Con quién vas a venir Evee?
-Con- sorbí- con mi mejor amiga. Esta aquí a mi lado, se llama Bella.
-¿Cuánto queréis a los chicos?
-¡MUCHISIMO!- chillamos simultáneamente.


En breves me colgaron y una chica pasó a anotar mis datos, nos dijeron donde teníamos que estar y cuando exactamente. El sitio y la hora de nuestro sueño.

Gracias a dios llevábamos tiempo ahorrando, podríamos ir a Madrid sin causar daño en las economías de nuestras familias, y con la mayoría de edad ya pasada, nada nos detenía para ir en ese mismo momento a Madrid, excepto el hecho que el concierto sería más de un mes después.

(Dos meses después)

Metí las últimas cosas en la maleta, una pequeñita, sólo eran tres días, que disfrutaríamos al máximo, pero tres días a fin de cuentas. Llegamos a Madrid sobre las 11 de la mañana, paramos a desayunar en el primer sitio que vimos, estábamos hambrientas y nos daba igual donde ir. ¡Estábamos en Madrid! Y nada más importaba. Recorrimos todas las calles con ilusión mientras nos entreteníamos  mirándolo todo. Poco a poco la realidad se abría paso en nuestros cerebros.
-Evee, ¿eres consciente de que en apenas unas horas les conoceremos?
-Lo soy, odio que nos coordinemos.
Estaba más que eso, Bella vivía en su mundo de colores, mientras que yo tenía miedo de que algo fuera mal en algún momento. Parecía todo demasiado bueno para ser cierto, y en eso no me podía cambiar nadie. Decidimos dejar el asunto para más tarde y disfrutar de nuestra libertad sin padres ni obligaciones que nos pudieran retener.
-¿Qué te piensas poner para esta noche? –Bella me sacó de mis ensoñaciones.
-Si quieres que te diga la verdad, me he preparado la ropa con antelación, pero no como debo de ponérmela, así que supongo conforme vaya saliendo de la maleta –reí con fuerza.
-Pues creo que yo si lo tengo pensado.
Fuimos rompiendo la tensión que creamos sin saber en el ambiente mientras nos dirigíamos a nuestros hostal para dejar las cosas y prepararnos para el concierto de nuestras vidas, sin mencionar, que conoceríamos a otras directioners en persona, chicas  las que habíamos cogido un cariño impresionante. Una vez preparadas salimos una hora antes de la indicada para conocer a nuestras chicas.


En la puerta donde debíamos de estar había unos hombres de seguridad para cerciorar que éramos las elegidas por el programa de radio. Con tranquilidad nos explicaron que habrían unos traductores para la mejor comunicación y que debido  eso y a la proximidad del concierto tendríamos como unos diez minutos por meet&great doble.
-Estoy muy nerviosa  -susurré a Bella, desgraciadamente a estas alturas a ella no le salía la voz y sólo cabeceaba de vez en cuando- prefecto. Te digo yo que hoy daremos la nota, por lo menos espero que no nos encierren, que quiero disfrutar del concierto y de Madrid el tiempo que nos quede.
Seríamos las terceras en entrar y las primeras ni siquiera tuvieron tiempo para prepararse. Salieron con las caras blancas y riendo sin parar por los nervios, una de ellas, hasta estaba llorando. Se vieron muy felices, pero eso sólo hizo que me pusiera más nerviosa.
-¿Cómo ha sido, chicas? – se me escapó antes de poder pararme.
-Imagina lo mejor que te puede pasar en la vida, -asentí medio sonriendo.- y ahora añade a cinco niños que intentan hacerse los maduros delante de unas chicas.
-Madre mía.
-No te lo puedes imaginar.
Bella rio nerviosa y la chica se volvió para ayudar a su amiga. Las segundas se levantaron ante la llamada de una de las ayudantes y temblando se acercaron a la puerta que te llevaba al escenario. Una idea un tanto estúpida pasó por mi cabeza. La puerta no la habían cerrado, simplemente dónde nos habían dejado nos impedía ver que pasaba al otro lado. Me levanté y sin que supieran que hacer me acerqué a ella, choqué con alguien.
-Perdón estoy buscando el aseo –levanté la cabeza y la chica me sonreía tranquila- Claro –su mirada cambió a suspicaz.- fíjate que yo también voy al aseo, te acompaño.
Cinco minutos más tarde estaba de nuevo con Bella que me esperaba impaciente y con el móvil en la mano.
-¿Dónde estabas? ¡Me has matado del susto! –golpeó mi brazo.
-Lo siento, he ido al aseo, con la chica de antes.
-¿Qué chica?¿y para qué llevar el móvil cuando te lo puedes dejar junto a mí? Para que lo utilizaran en caso de infarto ¿verdad?
-Joder, ya he dicho que lo siento.
Antes de que me acribillara, las chicas de antes entraron riendo, más o menos con el mismo panorama de antes. Bella se conformó con matarme con la mirada. Las piernas me temblaban y de pronto el humor de Bella murió. Éramos las siguientes en pasar, cogí mis cosas y saqué mi libreta que tanto había guardado para ese viaje.
El hecho de que saliéramos a un espacio abierto y bien iluminado hizo que mi mirada se nublara un poco, mientras me acostumbraba a la luz oí a Bella soltar un gritito. Noté que ya no estaba a mi lado. Frotándome los ojos la busqué con la mirada, la encontré abrazada Liam, él ponía una cara amable, casi tierna, Harry y Zayn se contaban algo estúpido, y Niall intentaba hablar español con Bella. Louis se giró buscando a la chica que faltaba y me encontró boqueando como un pez.
-Hi, nice to meet you –en mi interior me di una hostia por la extrañeza del momento.
-Me too, well, come with us.
Zayn se acercó para invitarme a ir con ellos. Uno a uno les fui saludando, y estrujando mi cerebro intenté mantener una conversación en inglés, lo cual hizo que mis nervios bajaran por el esfuerzo, aunque el resultado fueron risas por sus partes y la firma de mi querido cuaderno azul. Ellos también intentaban mantener una conversación con nosotras, algo que les llamó la atención fue que no quisimos la interrupción de los traductores, teníamos demasiado poco tiempo.
Cada uno de ellos me hacía sentir algo distinto, en ése momento fue cuando comprendí porque los unieron, eran tan distintos y tan parecidos que te hacían creer que eran hermanos. Harry era increíblemente tierno, y tranquilo, lo que me ayudó a sentirme mejor. Louis relajaba el ambiente con pequeñas risas y bromas. Niall reía e intentaba decirnos algo en español para sentirnos cómodas. Zayn de vez en cuando hablaba intentando parecer maduro, lo cual divertía, y Liam, bueno, Liam no se había deshecho de los brazos de Bella, nos demostró cuan adorable se podía ser después de todo lo recorrido.
Me las apañé para hacerles saber de nuestra fic, aunque ello me llevó a morir de vergüenza,  así que me pase a otro tema de conversación aunque veía sus caras confundidas y divertidas. Como afirmé dimos la nota. Los asistentes se metieron cuando más maravilladas estábamos. Nos hicieron posar para un par de fotos que nos darían después del concierto.

(Narra Bella)

Cogí una bocanada de aire antes de entrar, sabía que como no cerrara la boca metería algún grito cosa que quería evitar por todos los medios así que decidí no abrirla hasta que no estuviera allí un par de minutos y me relajara. Dejé a Evee un poco atrás y me adelanté, vi las cinco caritas a menos de cinco metros de mí, me pellizqué mentalmente por si acaso era un sueño del que no podía, ni me quería, despertar.

La sonrisa de Louis apareció en mi punto de visión y no pude ni pensar, me tiré a sus brazos, dios al fin sabía lo que se sentía. Se separó de mí y se puso bien el pelo mientras mi fuero interno se debatía en abrazar antes a Niall, Harry o Zayn, pero Harry abrió sus brazos y yo los acepté encantada, después también tuve la oportunidad de estar con Niall y Zayn y apenas habría pasado un minuto. Antes de que pudiera reaccionar y pensar en como hacerlo tenía a Liam frente a mí, sonriendo. Perdí la coherencia y me deshice bajo sus brazos, casi dos años soñando con ese momento y al fin se cumplía. Era increíble. No se si entendió que era mi favorito o si se hizo el loco pero no dejó de abrazarme en un buen rato.

Evee ya estaba con nosotros, estaba hablando con ellos en una especie de corrillo y no había hecho falta la ayuda de los traductores, yo la envidiaba pero seguía sin abrir la boca. Los asistentes pasaron para hacer las fotos. Liam se quedó en el extremo y me puse entre él y Nialler, Zayn a su lado, y Evee entre Louis y Harry.

Hasta que no salí de allí no me di cuenta de que dos lágrimas descendían pos mis mejillas, pero estaba orgullosa porque esta vez eran de alegría. 




viernes, 23 de noviembre de 2012

One shot. JIAM.

¿Recordáis que Liam y Jane se habían peleado por lo del trabajo por parejas, el que Jane tenía que hacer con Mark?, vale, ya pusimos que lo habían arreglado y esas cosas, pero... siempre hay un pero. Ese trabajo Jane lo tenía que entregar el 10 de febrero (para situaros), ¿qué pasa?, que entre la vuelta de Liam en enero y la entrega de ese trabajo pasaron muchas, muchas cosas...


(Volvemos a 2012, esto encaja entre el 27 de enero que vuelven los chicos y el 10 de febrero que es la entrega del trabajo)

(Liam ^______^)

¿Por qué todo lo bueno duraba tan poco?, joder. Hacía una semana que habíamos vuelto de la gira y aun así no entendía que tenía ganas de estar con ella y que no me valía que tuviera que quedar con él para hacer ese estúpido trabajo, lo entendía, pero ella no entendía que eran demasiadas veces las que se encontraban y eso a mi me estaba volviendo loco. Ya habíamos tenido la una gran bronca antes del cumpleaños de Zayn y para este día me temía lo peor. Algo dentro me decía que después de esto nos iba a costar mucho recuperarnos... si nos recuperábamos.

-¿Pero que quieres que haga yo?, ¿prefieres que suspenda?- dijo cerrando su armario de un portazo.
-No, y no digo que no quedéis, lo que me molesta es que estás casi todos los días con él.
-Lógico genio, me juego la nota de la asignatura la semana que viene. Todos estos días hemos echo lo atrasado. No he vuelto a quedar con él desde esa vez. Y lo sabes. 
-No, no lo sé.- susurré para mis adentros en el sillón de su cuarto.
-¿No lo sabes?, no me jodas, Liam.
-No, no puedo saber nada, igual que no me querías contar lo del beso me puedes no querer contar otras cosas.
-¿Tu te oyes cuando hablas?
-¿Y tu me oyes a mí?
-No, mira, ni quiero. No quiero volver a oírte en mi vida. ¿Sabes lo que tenía que haber echo aquel día al salir de clase?, tenía que haber cogido un autobús o algo, para no haberte visto. Idiota, que eres un pedazo de idiota.
-Haz lo que te de la gana, vete con él, es más, ¡vuelve con él!, si total vas a seguir comportándote como una imbécil igualmente.- cogí mi abrigo cerrando con fuerza los labios. Me lo puse con rapidez y busqué por mi muñeca el nudo del colgante que llevaba para quitármelo.- Toma, ve y dáselo a él y si de verdad te quedan fuerzas le dices las mismas palabras que a mí.- tiré el sol con el, "te amo" grabado, sobre su cama.- estoy segurísimo de lo bien que te va a tratar, eh Jane.- ironicé saliendo de su cuarto. No quise volver atrás. 

(Jane ^_______^)

¿Qué acababa de pasar?, no había podido ocurrir de verdad. Cogí el colgante, hasta que no lo tuve entre manos no pude hacerme a la idea de que había pasado realmente. Me sentía mareada, mucho. Sentía ganas de llorar pero no pude, la rabia me comía por dentro y no tenía ganas de nada. 

Después de una hora creí haber aclarado mis ideas. Iba a llamarle, ¿qué más me daba ya?, se iba a tragar sus palabras.

Aunque en ese momento no me daba cuenta de lo tonta que estaba siendo, por segunda vez.

Llegué a casa de Mark después de haber quedado con él por teléfono. Dejé mis cosas en su mesa y intenté comportarme tan normal como siempre. Empezamos a hacer la última parte del trabajo y si Liam me hubiera dejado explicarme o hablar le hubiera dicho que esa era la última vez que iba a ver a Mark a su casa. Puse el punto y final en la última hoja y las junté con el resto. 

-¿Crees que ya está bien?
-Yo nos pondría un diez.- dijo orgulloso.
-Entonces genial.
-Oye, son las siete ya. ¿Hoy no viene a recogerte?
-No, hoy no viene.- dije mirando por la ventana. Se acercó a mí y se puso a mi lado. 
-Hm.- dijo sin importarle.- si quieres te acompaño al metro. 
-Oye Mark.- inconscientemente me acerqué mucho a él.- no te lo he preguntado estos días, ¿pero por qué fue lo del beso la última vez en mi casa?
-Tampoco te quejaste.
-No, no me quejé.- vi cómo el sol se estaba terminando de poner en el horizonte y al volver a mirar a Mark estaba aún más cerca.
-¿Y eso a qué viene?
-A nada Mark.- ya no quedaba mucho rastro de luz natural, el sol ya se había ocultado completamente.- a nada.

Me pegué completamente a él y empecé a besarle desprendido en ese simple beso todo mi enfado. En ningún momento me apartó. Me dejé guiar hasta la cama, ya todo me daba igual.

(…)


(Liam ^_______^)

Si no fuera por no seguir oyendo a Andy no hubiera salido esa noche. Llegamos al Funky Buddha y nos encontramos allí con varios amigos más. Se lo había contado todo a él y había llegado solo a la conclusión de que esta noche teníamos que salir, me dijo que no me iba a dejar quedarme amargado en casa. Aunque mis ganas de salir eran cero y descendiendo.


La noche pasaba y me lo empezaba a pasar bien. Una amiga de un amigo de Andy había ido a parar a mi lado en uno de los asiento. Samantha de vez en cuando se ponía a reír alguno de los comentarios que hacíamos y me di cuenta de como no dejaba de aprovechar cualquier ocasión para intentar algo conmigo. La verdad es que era guapa y estaba muy bien y, todo ha de decirse, me había caído simpática.

-¿Me acompañas al baño?, creo que mi lentilla se ha movido.-me dijo al oído. Me tendió la mano y acepté a ir a acompañarla. Creí que cuando decía lentillas se refería a las graduadas pero al llegar al baño vi que era totalmente otra cosa.
-¿Son lentillas negras?- ella asintió mientras se las quitaba y le echaba un poco de ese líquido. Cuando me miró más de cerca vi que su verdadero color de ojos era marrón. Se volvió a colocar las lentillas y al mirarla un escalofrió me recorrió por la espalda. 
-¿Me has dicho si tenes novia, encanto?- pegó su cintura a la mía.
-No la tengo.- dije con asco. Dejé que Samantha agarrara mi cuello y sentí su aliento muy cerca de mi cara.
-No sabes lo mucho que me has gustado.- susurró y tiró de mí para empezar a besarme con frenesí. 

Muchas imágenes se me pasaron por la cabeza mientras le seguía el beso y quizá tenía que haberla rechazado o simplemente haber salido de allí sin dar explicaciones. Pero cuando lo pensé ya estábamos metidos en uno de esos cubículos y no iba a parar nada de lo empezado.

(…)



Narrador externo.

Diez de febrero. Jane se levantá de su asiento y arrastra los pies hasta la mesa del profesor, deja en trabajo encima y casi como coincidencia el timbre suena anunciando el final de la clase. Al salir del instituto ve aparcado al final de la acera de enfrente un audi en color negro. Lo reconoce pero para asegurarse mira la matrícula. Se acerca y abre la puerta del copiloto, pasa sin preguntar y se sienta. No se miran a la cara. Liam arranca y tras unos largos minutos llegan la casa de Jane. Liam pone el coche en punto muerto y se quita el cinturón.

-Hola.- dice ella por fin aunque si poder mirarle aún a la cara.
-¿Qué tal la semana?
-Yo, pues... bien. Hoy he entregado eso.
-Me alegra. ¿Eso que significa, Jane?.- cruzan la mirada por primera vez.
-No lo sé. ¿Para ti que significa?
-Pues que prefiero que todo vuelva a la calma.
-Entre nosotros hay de todo menos eso.- Liam sonríe ante el comentario. 
-Pues volver a lo que eramos hasta hace una semana, Jane. 
-Creo que antes de que decidamos eso debería contarte algo.
-Sí, creo que yo también.
-Yo me enfadé mucho ese día, Liam. Más que nunca. 
-Eso es mutuo.
-Y es posible que después de lo que te diga no sepamos seguir adelante.
-Bueno inténtalo. No tengo que perdonarte nada, ni tu a mi tampoco. 
-Lo sé. Liam... me acosté con Mark.- Jane agacha la mirada avergonzada. Los dedos de Liam agarran con fuerza el volante pero se serena tras una breve pausa.- ¿tu que me quieres decir?
-No sé porque lo hiciste, y no sé porque yo he hecho lo mismo. Estuve con una chica también.- Jane hunde sus uñas en su mochila.
-Vale.- tomó aire.
-¿Y ahora?
-Ahora voy a salir del coche y me voy a ir a casa con mi hermano. 
-Entiendo. 

Sale de allí y busca por la mochila las llaves de casa, tarda un rato en encontrarlas. No esta enfadada ya, sabe que no tiene derecho. Cuando por fin encuentra las llaves siente como unas manos la agarran desde atrás. Le reconoce y se de deja abrazar por él cuando se da la vuelta. Le agarra con fuerza. 

-No quiero estar sin ti.- susurra él sobre su cabeza.




sábado, 17 de noviembre de 2012

One shot. ZATY.


¿Recordáis la fiesta de cumpleaños de Jane, en su garaje, en ese cumpleaños fatídico?... Bien pues pusimos que Liam tocaba a la puerta del baño para ponerse su disfraz. Cuando le abrieron Katy y Zayn salieron de allí, y Zayn había dicho que le había ayudado con el disfraz ;). Pues esto es lo que pasó dentro del baño. Taaadaaaa!

(Katy ^_______^)

Antes de que vinieran todos los invitados, me cambié de ropa para ponerme la que había preparado para el disfraz de zombie. Alguien tocó a la puerta. Salí encontrándome de frente con Zayn.

-Perdón, necesito ir un momento al baño.
-Esta bien.-dije saliendo dejando dentro el estuche de maquillaje.

Fui a ayudar con la conexión para la música. Cuándo Zayn salió me avisó.

-¿Necesitas ayuda? -dijo extrañado.
-No estaría mal. -contesté entrando en el baño.
-¿Qué es lo que piensas hacerte? -dijo cerrando la puerta.
-Pues mira, soy un zombie, así que pretendo parecerme a uno. -reí.
-Demasiado guapa diría yo.-rió conmigo.
-Por lo menos lo intentaré, a veces el maquillaje hace milagros.
-¿Y la ropa?
-A la camisa le haré cortes y la falda, también, la haré trizas.

Cogí las tijeras se las di a Zayn, mientras aguantaba la tela, él comenzaba a rajar la falda en vertical. Al terminar, comprobamos que los cortes no eran tan altos como para enseñar algo.

-Ha quedado genial.

(Zayn ^______^)

-Ahora queda la camisa.- dijo ella preparando el maquillaje para usarlo más tarde.
-Está bien, ¿por dónde tengo que cargármela?
-No sé.- dijo ella mirándose en el espejo.- hazle un par de cortes en la espalda, después le echaremos la sangre falsa que he comprado.- hice lo que me dijo.

Se volteó y esta vez me señaló las mangas y el cuello de la camisa. Dejé una manga medio rota y la otra la destrocé un poco más. Por último me señaló la parte superior, hizo un par de pliegues con las manos para indicarme de donde hasta donde quería que cortara. Cuando terminé vi como, por el agujero que acababa de hacerle, se veía parte de su sujetador. Miré hacia otro sitio, no quería que pensara que yo tan sólo estaba interesado en eso y sin saber porque me estaba poniendo algo nervioso.

-Zayn.- dijo sacándome de mis pensamientos.
-Perdona.- hice un segundo corte donde ella me indicaba.

Finalicé el trabajo y nos pusimos manos a la obra con el maquillaje. Primero no tuve que hacer nada, pues ella se estaba echando una especie de polvos blancos en la cara y no necesitaba ayuda, después me dio la sangra falsa para que se la echara por detrás en la ropa y un poco por el hombro. Me volví a sentar pero me cansé de estar así, me levanté y me quedé apoyado en la puerta de ese pequeño baño.

-Yo creo que ya está.- dijo despeinándose un poco a propósito.
-¿Por qué no te expandes el pintalabios?- ella se miró en el espejo extraña, quizá no sabía que lo que quería decirle era que se lo difuminara un poco, que quedara como si una verdadera zombi se acabara de almorzar una de sus victimas.- Mira.- pasé mis dedos por su labio inferior y le extendí el color hasta el hueso de la mandíbula. Me los mojé en la sangre e hice que se le quedara goteando por la barbilla y el cuello.

Sin darme cuenta me había acercado a su cuello, inspiré intranquilo por la cercanía, poco a poco ella fue bajando la cara. Mis manos se fueron acercando a su cuerpo hasta rozar sus caderas, pareció darle un escalofrío y sin poder reprimirme más tapé sus labios con los míos. Ella acercó su cuerpo al mío, mis manos terminaron apoyándose en el lavabo, saboreé sus labios haciendo que me dejara bailar con su lengua. Me apreté más contra ella atrapándola por completo entre el lavabo y mi cuerpo. Se oyó ceder lo que quedaba de camisa y sonrió sobre mis labios agarrando mi espalda para profundizar más aún el beso.

Oímos que tocaban a la puerta. Nos separamos riendo y cogiendo aire, esperamos a recuperar la tranquilidad de nuestras respiraciones.


(Katy^______^)
Salimos del baño, yo con guardando mis cosas en un estuche mientras Zayn se ponía unos guantes.

-Wooow. Eduardo Manostijeras.-dijo Liam a Zayn.- Cuidado no me rajes.
-Hola Liam, ¿te gusta?, me lo he hecho yo.-intervine.
-Sí, es original.
-¿Le preguntarás a todo el mundo si le gusta? -se me acercó Zayn.
-Sí, porque me lo he currado mucho.
-Será que no te acabo de ayudar.- se quejó.

Y tanto. Pensé.





domingo, 11 de noviembre de 2012

CHICAS.

Bueno esto es sólo para deciros que investigando hemos encontrado fotos de chicas que se asemejan mucho a la idea que tenemos de como son ellas al principio de la novela. Queríamos compartirlo con vosotras. También deciros que vamos a empezar en breve con los one shot. De momento hemos hecho uno de Jane y Liam jurjurjur.


Amelia.


Victoria.


Jane.


Lara.


Katy.

domingo, 7 de octubre de 2012

AGRADECIMIENTOS:





Antes de agradeceros todo queremos avisaros de una cosita. Vamos a desactivar los comentarios en tuenti, simplemente para que no esteis hay teniendo que poner macrocomentarios porque ya hemos visto que cuando pedimos algo más que un simple “siguiente” no es que haya muchas personas que lo hagan. Aunque todos los comentarios son importantes para nosotras, entonces, ¿qué pedimos esta vez?... Una mención, una simple mención en twitter, (que si queréis hacer un twittlonger aquí estaremos nosotras esperando para llorar como enanas), diciéndonos que ya habéis terminado de leer la novela, si os ha gustado, algo cortito que quepa en un tweet o 2.

@almumc y @LiamIsMySun

Y nos hacéis las personas más felices del mundo mundial. Por último; subiermos pequeños trozos para aclarar situaciones y diremos más o menos con qué momento de la novela concuerda, así despejaremos dudas ya que nos hemos dejado cosas en el tintero.



SUSA:

No se por donde empezar esto :s, sí, ya se que es lo típico pero es verdad. No se con exactitud con que palabra definir a las lectoras, porque sois más que todas las palabras bonitas que hay en el mundo. Habéis estado ahí siempre, habéis llegado a dejar comentarios a las 3 de la mañana, algunas os habéis molestado en saber de nosotras, en conocernos, en dejadnos ser algo más que “esas que escriben la novela de welikenanana”. Sois lo más tierno del mundo y eso no se puede agradecer nunca lo suficiente. Todo esto empezó por una tontería, yo me aburría en casa, me había hecho un esguince y no podía salir de casa, me puse a empezar la novela y ni quería subirla y luego el tormento de Almu se añadió en los primeros capítulos y luego consiguió completar las personalidades de todos los personajes. Se que esto de hacer una fanfic hay mucha gente que lo ve como una tontería, que lo ven como que es algo que hacen muchas directioners y ya. Pero para mí a sido super especial y hacer esto con tu mejor amiga es algo de lo que te podrás acordar siempre y sentirte orgullosa. Si pudiera, me pondría a agradecérselo todo a todas una por una, pero ni tengo tanta memoria ni tanto tiempo, además hoy me toca comida familiar -.-. Así que perdón si vuestro nombres no están entre los siguientes.

Noemi, gracias, de verdad, osea, por todo, ya fuera de la pantalla del PC. Por ser tan adorable y tan atenta conmigo y sobre todo por decirme siempre que puedo, que sabes que puedo. Sonia, duende! Asosjogddfae. Si no fuera por esto yo no te conocería, por esos 5 idiotas, por esa conversación donde me dijiste al principio Liam era el que más te llamaba la atención y luego te enganchaste a Niall. Algún día, pequeña. Desi, pequeña y adorable Desi, te extraño y necesito que vuelvas, quiero pisar algún día Nueva York y que mientras los demás turistas se vayan a la estatua de la libertad yo quiero ir a darte el abrazo más grande del mundo. Lara! Lara... Lara... Lara te tenías que llamar. Te adoro, lo sabías?, tu y tu historia de la canción de Lara. Y bueno que sois muchas más por supuesto y que perdón si no estáis aquí por aquí ya os he dicho que tengo memoria de pescadito. Hmm, Carol, Sheila, Netah... muchísimas más. Mil gracias.

Y esto, que no lo verán en la vida, pero lo escribo. Gracias Niall, por ser tan adorable, por ser un pequeño duende tierno. Gracias Louis, por conseguir que me ría hasta cuando estoy más enfurruñada que nunca. Gracias Harry, por demostrar que aunque se tenga una faceta de ligón y rompecorazones se puede ser uno de los mejores tíos que pisa este planeta. Gracias Zayn, por tu sonrisa torcida y por tu faceta de chico malo que nos derrite a todas, eres el mejor badboi del mundo. Gracias Liam, por demostrar que este mundo puede ser mejor porque existe gente como tu. Que aunque le amarguen la infancia sale adelante y le da esperanzas a todos los demás.


Y bueno solo me queda una personita a la que agradecerle algo, y esta aquí detrás mía, va en bragas y camiseta de pijama con un gran elefante azul que tiene un lazo rosa en la cabeza. El 50% de todo esto existe gracias a ella. Creo que poco tengo que decirle por escrito ya que la tengo a escasos pasos de mí, es mía y la violo cuando quiero hahahahaha. Te quiero, Almu. :3





Almu :'3

Hola queridas monicuquerías, yo he sido la que apenas se ha metido en el tuenti de One Direction It's Forever, así que lo más probable es que nunca hayáis hablado conmigo, aún así os quiero a todas y cada una de vosotras, porque habéis leído y apoyado una pequeña parte de mi expresada en esa novela interminable :') También hay agradecimientos especiales, por supuesto, y pido te perdón si eres una de esas chicas con la que he estado hablando últimamente pero mi memoria de pez no me ha permitido ponerte aquí; Texe (lo siento Noemi, para mí siempre serás Texe L) Sheila jdhjadcjdufhwoue, con lo mona que es ella, Angela, con la gracia que tiene incluso hablando por chat, Netah ajdhjd tu sabes porqué, Carol [sólo diré ewe ;)] que ya no hablemos tanto no quiere decir que te vaya a olvidar e.e Desi, T____________T miss you babe, de verdad, no sabes lo que te echo de menos y espero que todo te vaya bien y juer, estoy volviendo a llorar, quiero que vuelvas T.T Gemma, sí tú, que tú, eres muuuucho tú, yep, si tú, y tal y tal e,e ehhh Gemma hehehehhe (risa perver)

Sólo me queda deciros que esta novela, ha sido muy importante para mí y que sé que a más de una de esas preciosas monicuquerías que sois vosotras, nuestras lectoras, le ha pasado como a mí. Al principio yo simplemente apoyaba y ayudaba a Susa en esto de su novela debido a su accidente que ella misma os habrá comentado más de una vez, pero, conforme avanzaba todo esto, me fui encariñando de esos cinco gays que tanto nos gustan, se podría decir que gracias a ella y esta novela soy directioner, y gracias a eso os he conocido a vosotras. Sois la mejor fandom del mundo, creeroslo, por dios, creeroslo, porque es la primera fandom con tan buen royo, cariño, y dulzura. Me enorgullezco por formar parte de esto, y sinceramente los que insultan a las directioners no saben lo que se pierden. Quizás hablo de más pero el perfil de una directioner suele ser el de una chica adorable a la que le encanta que le hagan reír y con la autoestima un poco baja, pero que reconoce sus errores. Sois de las mejores cosas que me habéis podido pasar, os tengo un cariño infinito.
Me habéis enseñado tanto que no se como pagaros todo eso. Para mí sois un pequeño secreto que el mundo no debe conocer para no corromperos, ya sé que suena un poco raro, pero es que, moriría el día que me viniera una chica diciendo “Yo antes era directioner” se me partiría el corazón. Por favor, no cambiéis nunca, seguid así de adorables por la vida, seguid siendo tan cariñosas con el resto de la fandom, porque nosotras os comprenderemos, os apoyaremos, estemos donde estemos. Lo mejor de todo esto es que nos apoyamos, nos queremos jahdfljhsadljvhadf, bajate humildad que sube la 1D Family jsdfjsdfjd


Y ahora que se ha ido Susa ya puedo esclavizar e mundo, muhahahahaha.

Ahora en serio, a esa otra chica que ha estado escribiendo conmigo, me has enseñado tantas cosas. Ella fue la que me hizo borrar trozos de novela con los que yo estaba conforme, pero ella, no, ella quería sacar lo mejor de mí, con la que aprendí a escribir con propiedad en un ordenador, a tener constancia a la hora de llevar una novela, a querer tanto a los chicos. Demasiadas cosas para ella sola, es increíble y espero sinceramente que algún día se de cuenta por sí sóla, pues todos tenemos fallos y eso nos hace grandes.

No quiero dejar esto así, pero que sepáis que esto no es una despedida. Esto es un hasta pronto ;)

CAPÍTULO 14



UN AÑO Y MEDIO DESPUÉS.

(Sean ^______^)

Estaba dando por imposible mis últimos apuntes de técnica digital. Apenas me enteraba de nada en el último tema y estaba seguro de que era uno de los que iba caer en el último examen de esa asignatura. Pero la carrera de bellas artes era lo que quería y esto era lo que tenía que aguantar.

-Sean.- mamá abrió la puerta de mi cuarto y entró con una bandeja en las manos.- ya es casi la hora de comer, te he traído algo por si tenías hambre.- dejo la bandeja en mi escritorio con un zumo de frutas y un sandwich.
-Gracias.- dije frotándome los ojos, estaba cansado.
-Descansa un poco anda.
-Hmm, prefiero seguir, voy a ir con Valerie esta noche al cine.
-Esta bien.- dijo entendiéndolo.
-¿Y Logan y Kevin?
-Han ido con papá a elegir los muebles para el nuevo salón.
-Mamá, ¿has dejado a los 3 que vayas solos?.- solté una carcajada.
-Si, esperemos que traigan algo decente.



(Zayn ^_____^)

-¿Creéis que esta vajilla le gustará a vuestra madre?
-Papá, que hemos venido a por los muebles del salón.- dijo Logan avanzando por el pasillo.
-Hm.- dejé la caja de la vajilla.- ¿dónde están los muebles?
-Perdone.- Kevin se acercó a uno de los dependientes.- ¿me podría decir donde están los muebles?, es para decorar un salón.
-Vayan a la sección 9.

Al llegar vimos los sofás con los cojines a juego. Mientras mis hijos se decantaban por un modelo y color yo me fui hacia las estanterías, directo a la que más me gustaba.

Dejé escrita la dirección y pagué con la tarjeta. Nos habían dicho que al día siguiente tendríamos las cosas en casa. Al llegar encontré a Katy y Sean poniendo los cubiertos en la mesa, Katy se acercó para darme un beso pero en cuanto vio a Logan su ceño se frunció. Bastaron unos segundos para que Sean y Kevin desaparecieran de la cocina.

-Logan Alexander Malik.- dijo con sus brazos en jarras.

Logan se puso recto evitando mi mirada de desconcierto.

-¿Qué ha pasado?.- pregunté.
-Pues que me ha llamado su tutor del instituto.- siguió Katy.-¿Se puede saber porque llevas dos semanas faltando a la clase de gimnasia?
-¿Logán?.- dejé las llaves del coche en el cuelga llaves.
-Ufff, no me gusta. Estamos dando baile.- se quejó Logan. No quería sermonearle porque en el fondo le entendía, pero tampoco quería que perdiera la asignatura.
-¿No te das cuenta de que solo por eso puedes perder la asignatura?.- dije intentando convencerle.
-Lo odio.- puso los ojos en blanco y suspiro.
-Logan, estás castigado.- dijo Katy.- nada de salidas este fin de semana.
-Pero...

Crucé su mirada con la mía y le hice entender que no era el mejor momento para quejas.

-Esta bien, lo siento mamá.- se marchó a su cuarto sin decir una palabra más.
-¿He sido muy dura?.- dijo preocupada.
-No, pero he de admitir que yo le entiendo. Tampoco se bailar.- sonreí.
-Anda quita ya esa cara, tonto.- agarró mi cara y me volvió a besar.



DÍAS DESPUÉS.


(Jazmine ^_______^)


La clase de literatura española acababa de empezar. Teníamos la suerte de que en este último tema en vez de un examen solo teníamos que hacer un trabajo. Podríamos elegir a cualquier autor de los de la lista y esa mañana iban a decir los grupos y a repartir los libros.

-La lista que me ha dado el departamento está compuesta por 15 autores españoles. Me gustaría que su trabajo fuera organizado, que no lo dejaran para la noche de antes, ya nos conocemos, además debéis...

Me apoyé en mi clasificador, y me puse a jugar con uno de mis bolígrafos haciéndolo dar vueltas sobre si mismo. Escuchaba su voz, estaba sentado en las mesas de al lado con Anthony y estaba explicándole un apartado del tema anterior. Que mono, siempre tan atento. Levantó la vista un momento, creo que sabía que alguien le miraba, sus ojos negros se cruzaron con los míos por unas milésimas de segundo y después siguió con la explicación a su amigo.

-Que si me ha entendido, señorita Horan.
-¿Eh?.- di un sobresalto.- sí, sí.- no sabía a lo que estaba asintiendo.
-Muy bien, pues sin más preámbulos, esta es la lista de grupos para los trabajos y antes de que vengan con súplicas, es irrevocable.

Pufff, haber con quien me tocaba hacerlo.

-Bruce Swan con Sidney Dalley.

Bruce se levanto y ocupó el sitio del compañero de Sidney. Era George Stuart así que el profesor dijo el nombre de su compañero.

-George Stuart con Anthony Daniels.

George se acercó a la mesa de Anthony.

El profesor le miró y acto seguido me miró a mí y sin ni si quiera decir su nombre me señalo y pronunció un seco, Jazmine Horan. Tragué saliva y elevé la mirada encontrándome con un sonriente Andy sentándose a mi lado.



(Andy ^_____^)

Bueno, al menos me llevaba bien con ella, nos conocíamos desde niños, además mis padrinos eran sus padres y sabía que no me iba a dejar tirado con el trabajo. El profesor repartió los libro y miré el título del nuestro. Rimas y leyendas de Bécquer, era la antología bilingüe inglés-español.

-Creo que nunca he leído un poema de este autor.- ojeé la pagina.
-Yo sí, tiene algunas super bonitas.- sonrió tiernamente. Chicas. Abrí el libro por una pagina cualquiera.
-¿Qué significa, trémulo?
-Algo que tiembla y... se agita.-respondió escribiendo algo en su agenda.
-Tu pupila es azul, y cuando ríes, su claridad suave me recuerda el trémulo fulgor de la mañana
que en el mar se refleja.- leí la primera estrofa.- Hmm.- me encogí de hombros.- no está mal.

Levanté la vista, Jazmine estaba a centímetros de mí, mirándome atentamente.



(Jane ^______^)

Otra vez todo por en medio. La cartera del colegio en el pasillo, las zapatillas en la puerta y la cama sin hacer.

-¡Roxanne!
-¿Qué?.- dijo desde la ducha. Esa tarde iba al cine con las gemelas. Le habíamos dado permiso ya que sabíamos que Edward y Maggie las llevarían y recogerían.
-Haz el favor de recoger todo esto ahora, no me he caído con tu mochila de milagro.
-Vaaaale mamá.


Volví a la cocina y seguí preparando las patatas para asarlas y vigilando la salsa que estaba ya hirviendo.

-¿Qué es eso que huele tan bien?.- unas manos me rodearon la cintura.
-Salsa de pimienta verde.
-¿Aceptas ayuda?
-Hombre pues si insistes, ¿podrías sacar los filetes y prepararlos?

Liam se fue hacia la nevera y sacó la bandeja de carne.

-Mamá, papá.- me giré y Andy estaba apoyado en el marco de la puerta.
-¿Qué?.- fui a la lavarme las manos.
-Tenemos que hacer un trabajo por parejas en clase.- miré a Liam que rodó los ojos y sonrió.
-¿Y que ocurre?
-Nada, que esta tarde viene Jazmine a casa, nos ha tocado juntos.
-Vale.- le pasé la mano por el pelo.
-¿Necesitáis algo en especial?.- dijo Liam.
-¿Eh?.- preguntó Andy desconcertado.
-Déjalo cariño, que cuando cocina no está a lo que tiene que estar.


(Niall ^______^)

-¿Estás ya lista?

Toqué la puerta de su cuarto y abrí. Estaba metiendo unos libros en su mochila y cogiendo su reproductor de música.

-Voy en seguida papá.- dijo mirándose en el espejo.- pregúntale a mamá si sabe donde está mi lazo para el pelo, el negro.
-Vale.

Cerré la puerta y fui a la sala de estar. Victoria estaba inspeccionando algunos CDs en el ordenador para sus alumnas de su clase de baile.


-Dice la niña que si has visto no se que lazo negro.
-Hmm.- murmuró sin quitar la vista del ordenador.
-Victoria.

Esta vez giró la cara y me miró a mí, acto seguido sonrió y cerró los ojos muy pensativa un momento.

-En el salón, encima de la tele.
-¿Encima de la tele?.- dije dubitativo.
-Ella sabrá.

Le devolví la sonrisa y fui a por el lazo, Liam se había quedado dormido en el sofá viendo el canal de documentales, agarré una manta fina y se la eché por encima, cogí el lazo y se lo llevé a Jazmine. A los pocos minutos la acerqué a casa de Liam y Jane.



(Liam ^______^)


-¡Voooy!.- fui a abrir la puerta ya que al parecer nadie la había escuchado o se estaban haciendo los locos.
-Hola, tio Liam.- era Jazmine. Le di un abrazo y le dije que Jane seguramente estaba viendo la televisión y que Andy estaba en su cuarto. Jazmine fue al salón a saludar a Jane y yo invité a Niall a que pasara.


Una vez Niall se hubo ido recogí lo que habíamos tomado en la cocina y me fui al salón, no encontré a Jane allí así que supuse que había ido al piso de arriba a dejar algo. Subí las escaleras y la encontré en la puerta de Andy con algunas prendas de ropa dobladas en la mano.

-Jane.
-Shh.- me hizo un gesto para que me callara.- ven.- dijo flojito y me indicó que fuera.
-¿Qué haces, cotilla?.- no pude evitar reírme un poco de la situación.
-Shhh.- repitió.

Se escuchaba la conversación de los chicos desde dentro. Tan solo estaban hablando del trabajo que Andy nos había dicho que tenían que hacer.


-Podríamos buscar la métrica de alguna poesía en concreto.- decía Andy.- si quieres elige cualquiera y hazla y yo me pongo con la biografía.
-Hmm, la métrica...- contestó Jazmine.- siempre se me ha dado mal. No se como lo hago que siempre termino equivocándome.
-No es tan complicado, solo hay que aprender un par de cosas.
-Aun así siempre lo lío todo.
-Esta bien, tranquila, te voy a ayudar.
-¿En serio?, jo, muchas gracias Andy, eres un sol.


Jane bajó la mirada y sus ojos negros brillaron más que nunca.




CAPÍTULO 13


VARIOS AÑOS DESPUÉS


(Edward ^______^)

-Joder niña, ¡cállate ya!
-Oye idiota, que a mí tampoco me hace gracia acompañarte a comprar, solo me han mandado.- dijo cortante.
-Pues si es eso, sólo anda. No tengo ganas de oírte.
-Muy bien.- adelantó el paso, llevándose con ella el paraguas. Note como empezaba a mojarme a un ritmo acelerado.

Londres. Noviembre. Lluvia. Como siempre. Ya llevábamos más de media hora así y cuando mi madre me había dicho que tenía que ir a comprar me había ofrecido yo, total, era una escusa para coger el coche que acababa de arreglar con mi padre. Aunque la idea de compartir ese rato con Margarett ya no me hacía tanta gracia.

Ella estaba ya cerca de la puerta, me puse la capucha y justo en ese momento un coche que salía de los aparcamientos más cercanos pasó por un enorme charco, haciendo que Margarett se mojara hasta los calcetines.

Mi primera reacción tenía que haber sido reírme de ella pero me acerqué rápidamente y le metí un par de gritos al conductor, que por otra parte era un idiota de unos 26 años que creo que no iba muy sobrio.

-Mira por donde vas, ¡capullo!.- di un golpe en el capó.

Me soltó un par de berridos y se marchó de allí. Margarett estaba bajo el techo del centro comercial. Me quité la chaqueta y se la cedí mientras ella murmuraba un casi insonoro, gracias.


(Maggie ^________^)


Desperté por la mañana muerta de sueño, me había quedado repasando unos esquemas y como no me diera prisa, Edward se iría a clase sin mí. Ya tenía su coche, era su último curso y todas las mañanas iba con él… y no lo soportaba, es como una de estas amistades que solo tienes porque tus padres son inseparables.

Me vestí y cogí la chaqueta que me había dejado la tarde anterior para devolvérsela.

-Buenos días, Maggie.
-Hola papá.- me serví un café en mi taza amarilla favorita.
-¿Te has lavado la cara?.- preguntó mi madre mientras sacaba la mermelada para las tostadas.
-No, afora foy.- contesté como pude masticando una mini magdalena de chocolate.

Terminé de arreglarme y cuando salí Edward ya estaba subiéndose al coche. Fui a su jardín y en cuanto tía Amy me vio salió fuera con su bata verde de estar por casa.


-¡Cariño!.- dijo agarrándome la cara.
-Hola tía Amy.- sonreí.
-Buena suerte cielo.- me guiñó un ojo.- creo que esta mañana está de buen humor.
-Será el primer día.- ironicé.

Escuché el sonido del claxon y suspiré.

-Me tengo que ir.
-Pasad un buen día.


(Edward ^_______^)

Estaba hablando con Martin en la hora de ciencias aplicadas. La clase estaba un tanto intranquila ya que esperaba el simulacro de incendio. En mitad de la explicación, justo cuando todo volvía a tranquilizarse tocó la sirena del simulacro. Los chicos de la primera fila comenzaron a levantarse para salir, y ya el resto se agolpó, excepto Tomy y yo que nos quedamos de los últimos mirando por la ventana. La clase de Maggie estaba en el patio haciendo la prueba de resistencia.

Conforme llegábamos a la puerta la gente se amontonaba para salir a pesar de las indicaciones de los profesores. Cogí los cascos y los conecté al móvil poniendo música para aislarme. Cuando ya salimos puede ver a alguien sentado en las gradas, pero no le vi la cara. Conforme avanzábamos hacia la salida del patio vi quien era, Maggie andaba lentamente hacia la salida con ambas manos en la cintura parando cada pocos pasos.

Justo cuando metió una de sus manos en uno de sus bolsillos se desvaneció cayendo al suelo de golpe, en un momento. Salí de la montonera de estudiantes para ir a ver que le pasaba. Estaba en el suelo y le costaba respirar, al ver mi cara su gesto se relajó pero seguía respirando con demasiada dificultad. Sin esperar más busqué su ventolín en sus bolsillos, se lo acerqué, ella lo cogió como pudo y lo pulsó varias veces consiguiendo respirar mejor, pero seguía estando un poco pálida. Le ayudé a levantarse y me la llevé conmigo a dónde estaban los profesores.

-Maggie... Tommo.-dijo una compañera preocupada.- ¿qué pasa?
-Le ha dado un pequeño ataque de asma.-dije ayudando a Maggie a sentarse.
-Edward, ayudale a venir, llamaremos a sus padres para que vengan a por ella.-dijo la profesora de biología.
-Mis padres, están trabajando, -dijo Maggie con poca voz.- Ed me puede llevar a casa.
-Señorita Styles, -dijo el director.- no es una situación normal, pero debido a la amistad entre su padres...
-Sí, lo de siempre.-interrumpí llevando a Maggie a mi coche.



-Gracias por traerme.-dijo Maggie mientras yo abría la puerta de su casa con sus llaves.
-No es nada, además sé de sobra que tu madre también es asmática.
-Gracias.-repitió, le ayudé a acostarse en el sofá del salón.
-No es culpa tuya tener asma.-dije intentando ser simpático.

Fui a la cocina a por un poco de agua, no es que se fuera a poner mejor bebiendo agua, es que se le secaba la garganta mucho con el uso de su ventolín. Cuando volví me quedé a su lado, puse la tele y le cedí el mando mientras yo me acerqué a la estantería y elegí uno de los libros de Lara.


La puerta de la casa se abrió. Las gemelas entraron discutiendo sobre... mí.

-No, a Edward le gusta más el rojo.
-No, le gusta más es lila.
-¡A tía Amy le gusta más el lila!
-El morado, a tía Amy le encanta el morado.

A la vez entraron en el salón y se callaron de golpe. Se sonrojaron y Adele fue la primera en reaccionar

-¡Edward!.-dijo contenta acercándose a mi.- siempre es una alegría verte.
-¡Yo también me alegro!.-dijo Anne alcanzándola.
-Chst.-les hice un gesto espabilándome.- Maggie está descansando.

Empecé a explicarles a las gemelas lo sucedido esa mañana en clase, ambas se preocupaban más por alabarme que por saber como estaba su hermana. Fui lo más simpático que pude aunque cada vez que les contestaba a alguna pregunta no podía dejar de mirar de reojo a Maggie. Por un momento despertó, le costó pero abrió los ojos, no se si fue por culpa de lo atontada que estaba en ese momento o porque le hacia gracia que sus hermanas estuvieran molestándome, pero por un par de segundo, como pudo, esbozó una sonrisa que yo no pude evitar devolverle.


UN PAR DE SEMANAS DESPUÉS

(Maggie ^______^)

Odio las matemáticas. De verdad, ¿por qué existen?.

Llevaba un rato bastante largo peleándome con los ejercicios y lo quisiera o no necesitaba una de esas calculadoras que eran científicas para solucionar las operaciones. Sabía que no tenía ninguna por casa, pues los ejercicios eran de un tema nuevo y en los anteriores no la necesitaba.

Busqué mi móvil y llame a mi madre, se habían ido de viaje con los tíos Louis y Amy a España.

-Hola guapa.- contesto mi padre con un raro acento español.
-¿Papá?
-Dime cariño.- contesto mi madre, ya en inglés.
-Mamá, a ver, estoy haciendo los deberes de mates, pero es que no tengo ni calculadora científica y necesito una, ¿puedo usar algo de dinero del que nos dejasteis?
-Supon...
-¡ED TIENE UNA!.- Escuché el chillido de tía Amy cortando a mamá.

Por un momento ambas se pusieron a cuchichear y al rato mi madre respondió.

-Dice Amy que Edward tiene una, muy buena, que usa para clase. No le costará dejártela y además está en casa.
-¿En necesario?.- dije entre dientes.
-¿Qué?
-Nada, que voy.- me resigne.


-Anne, voy un momento a pedirle una cosa a Edward.- ambas apartaron la vista del televisor y me miraron con los ojos como platos.
-¿A qué vas?.- dijo Adele.
-A por una calculadora.
-¿Quieres que vaya yo?.- siguió preguntando.
-No, voy yo, Margarett, me acerco en un momento.
-Pero me lo he pedido antes.
-A mi me hace más caso.
-Tu ni te sabes su color favorito.

Suspiré.

-¡Callad ya!, voy yo. Quedaos aquí que vengo en 5 minutos. Deberíais dejar de ser tan pesadas, eh.

Cerré de un portazo y llegué a la puerta de Edward.

Cogí aire para tranquilizarme antes de tocar al timbre, tiré de las mangas de mi sudadera para bajarlas y cubrirme las manos. Toqué al timbre un par de veces, esperé unos segundos y un Edward algo enfadado me abrió la puerta.

-No toques tanto al timbre, Lottie está durmiendo.-dijo dejándome pasar.
-Lo siento,-contesté.- pero es que necesito una calculadora científica y en mi casa no hay.
-Voy a por ella, -dijo yéndose.- coge lo que quieras, estás en tu casa.
-No, gracias, ya he cenado.


Pasé al salón, por lo visto Ed estaba viendo una película antigua. Di un par de vueltas y terminé al final de las escaleras esperando a que terminara de bajarlas Edward, en los últimos escalones tropezó con lo que parecía un libro. Intenté ayudarle para que no se cayera, pero aún así, ambos caímos al suelo sin remedio.

-Gracias.-dijo Ed demasiado cerca de mi cara.
-N-no ha sido nada.-dije nerviosa, ningún chico había estado tan cerca.

Me ayudó a levantarme y fuimos a la cocina, decidí hablar para romper la tensión.

-Gracias por la calculadora, te la devolveré enseguida.
-No, creo que tu la necesitarás más que yo.-dijo con ironía
-¿Me estás llamando tonta?-respondí directa.
-¿Te has dado cuenta?-respondió.
-¿Por qué me contestas con una pregunta?
-¿Por qué lo haces tu?
-Toma tu estúpida calculadora, capullo.
-Eh, sin insultar.
-Pero si tu hace un momento...
-Pero no lo he dicho.
-Capullo.-contesté.
-Te he dicho que sin insultar.-me pegó a la pared.
-¿Y que vas a hacerme?
-¡Lo que yo quiera!.-casi gritó.
-Adelante, campeón.

Soltó un bufido de exasperación y empujándome de nuevo contra la pared me besó con fiereza, buscando más de mí. De repente, me sentía abrumada, mis piernas temblaban y mi corazón latía con demasiada fuerza, respondí como pude al beso, convirtiéndolo en una batalla entre nuestras bocas. Nuestras lenguas batallaban por el control de la situación y poco a poco fui perdiendo, hasta el punto de quedar casi bajo su control. De repente el sonido del timbre rompió el trance haciéndome dar un sobre salto.

Edward, enfadado fue a abrir la puerta, eran las gemelas.


-¿Qué queréis vosotras, otra calculadora? pues no tengo más.-dijo cogiéndome del brazo y llevándome a la puerta.- ya os podéis iros todas juntas.

Nos echó a las tres sin remordimientos.

-Vaya, ¿que le pasa a Ed?-preguntó Anne.
-Sí, está de muy mal humor.-secundó Adele.
-Es que Lottie estaba durmiendo.-mentí tan rápido como pude.
-Y nosotras hemos ido a molestarles.-dijo Adele.
-Eso lo habrás hecho tú, yo iba a pedir una calculadora.-dijo Anne.


¿Calculadora?


(Louis^_____^)

Con el portátil en las manos me acerqué a los demás. Había encontrado una carpeta de vídeos de los pequeños de hacía bastante tiempo y lo compartiría con ellos.

-¡Eh, chicos! Mirad.-dije dejando el portátil en la mesa.- son vídeos de cuando Ed y Maggie eran pequeños.
-Ponlo.-animó Lara.

En el vídeo salían una pequeñísima Maggie llorando y un pequeño Ed que la cuidaba con cariño.

-Vaya, este vídeo ni sabía que existía.
-Lo debiste hacer sin querer, cariño.-dijo Amelia pasando su brazo por mi hombro.
-Menos mal que ahora se llevan mal.-dijo Harry.
-¿Por qué?- preguntó Lara.
-Porque de esta manera no tengo que vigilar a mi propio ahijado.
-Madre mía, Harold, ¿he de recordarte como eres?
-A mi hija no se le toca un pelo.-Amelia y yo reíamos por lo bajo presenciando la pequeña discusión.
-Piensa, Harry, ¿quién mejor que el hijo de tu mejor amigo que se ha criado junto a tu hija?
-Pues... nadie... -dijo dubitativo.- pero, ¿y si le hace daño? Será peor para todos.
-Tranquilo, de momento parecen repelerse. Nos guste o no.-dijo Amelia.




:3

:3
She is the one. <3